domingo, 11 de enero de 2009

Si un país de nazis le justifica toda la crueldad a alguien, ese alguien SIEMPRE, absolutamente siempre tiene derecho a justificar lo que él vea (al menos algo, no "nada" ante "lo todo" que a él le justifican) que es totalmente necesario en su defensa (pues, en toda la historia - al margen de máscaras o sucias hipocresías- cualquier ser vivo así -y sin total resignación que es "no respetarse a uno mismo"- ha procedido).

1 comentario:

José Repiso dijo...

Nunca jamás, o absolutamente jamás, o infinitamente jamás, he tenido un beneficio o un segundo de respiro humano o de una mínima dignidad humana o de un mínimo respeto humano o al menos un segundo de algún derecho -el que sea-, en España. Y, como es infinita verdad, nunca, totalmente nunca, esto lo voy a ocultar o a pisotearlo yo también.