domingo, 12 de diciembre de 2010

Tal medio de comunicación, cualquiera, SE CREE que es el único que no manipula; tal gobierno, cualquiera, SE CREE que todo lo hace bien y, así, mantiene todos los errores tal como están; tales intelectuales, unos y otros, demasiados, SE CREEN que están "construyendo", que ellos son los únicos y "positivos", etc. -y en eso utilizan tanta manipulación- pero, en claro, hacen todo lo contrario, exactamente TODO LO CONTRARIO.Porque, en probación, sólo se respeta por medio de las reglas de la racionalidad, y sólo no se tiene el prejucio por medio y a través de las reglas de la racionalidad (que son: el permitir la contraargumentación y el reconocer la argumentación que aún no ha sido rebatida), ¡cumpliéndolas! Ahí, ahí únicamente está lo objetivo, lo demás son trucos de unos o de otros.

No, nunca puede decir alguien que "respeta" al mismo tiempo que no permite y no reconoce racionalidad -pues mentiría objetivamente-; no, nunca puede decir alguien que "no está en el prejuicio" cuando, en realidad, no está situándose con rigor en la racionalidad o en sus reglas, e inevitablemente... prejuzga -pues prejucio es, de antemano, un prescindir de juicio racional y de sus reglas-.
Como anteriormente indicaba: El gobierno chino se cree que está en la razón, los islamistas se creen que tienen la razón, los que están podridos hasta la médula -y salen en televisión todos los días para disimular- se creen que tienen la razón pero, como tienen poder e influencias, IMPONEN eso, los que roban y roban se creen que tienen la razón, los partidarios de tal capricho o pedantería de poder también, etc. Lo que ocurre es que el que tiene más terreno manipulado a un máximo poder -o con usurpación de recursos- gana; o sea, la sociedad paradójicamente siempre ayuda a que siempre gane... ése.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay, José, muchos intereses y casi todos se arriman a los intereses más fuertes, esos que hacen más injusticias, sólo porque les es más cómodo así la vida.

FELIZ 2011

Maribel

José Repiso dijo...

Sí, es evidente que consintiendo y ayudando a lo más poderoso y a lo más predominante siempre tienes menos problemas y, además, unos beneficios seguros; pero ¿quién ayuda a los que nadie ayuda, esos no escuchados, parias u oprimidos?
Si a los que son injustos nadie impide que sean injustos, ¿cómo tendríamos derechos, igualdades o una dignidad mínima para todos?
El mundo, así, no hubiera evolucionado.

Claro, es cierto, entre ayudar a Jesucristo o a un sátrapa poderoso, todos se deciden por ayudar a ese poderoso para no tener problemas, pues ayudar a Jesucristo implica valentía y cambiar las cosas.

La gente, Maribel, siempre quiere eso, lo más cómodo, y que los humillados ellos se la averigüen, y que los derechos se los consigan gratis de todo esfuerzo.

Feliz 2011

Anónimo dijo...

Quiero agradecer a "Sentido Crítico", por toda esta importante información que nos entrega profesionalmente, la que ocultan los medios tradicionales no sólo de mi país, sino que de otros países y que están en poder de los grandes monopolios del poder. Lo que hace “Sentido Critico” es un trabajo serio, ético y responsable, me interesa e informo siempre en “Sentido Critico”, porque dice la verdad; sus trabajos son impactantes, y de interés para mí, lo que me permite tener mucho más conciencia.

Sin embargo, pienso también –a pesar de todo- que otro mundo es posible, un mundo mucho más solidario, humano, fraterno, para nuestros hijos –por lo menos- y para ello debemos comprometernos más con nuestras acciones como “Sentido Crítico” lo hace.

Amigo, quiero felicitarlo por este importante aporte al esclarecimiento, la verdad –cruel muchas veces-, pero es la verdad, poder tomar visiones diferentes de lo que está ocurriendo en otros países. Y como es “Sentido Critico”, deberíamos también tenerlo todos nosotros, en r cada noticia que nos entregan los medios imperante sancionándolo como la verdad absoluta. Por ello mil gracias “Sentido Crítico. Un abrazo.

Luis E. Aguilera
Director Nacional
Presidente
Sociedad de Escritores de Chile (SECH)

José Repiso dijo...

Al que tiene bondad, todos los días -por envidias, por intereses o por alineaciones- le "exterminan" o le dañan su bondad; pero, al que no la tiene, no (he ahí un sufrir).

Al que tiene capacidad o coherencia racional, todos los días -por envidias, por intereses o por alineaciones- le "exterminan" o le dañan su coherencia; pero, al que no la tiene, no, está libre de eso fácilmente.

Pero, por más crueldad, la sociedad SIEMPRE DESPROTEGE -prefiere la hipocresía, la imagen y el "peloteo" mediático- al que tiene tanto bondad como coherencia.

José Repiso dijo...

TODO VALOR ÉTICO -EN EL FONDO- SE FUNDAMENTA EN EL "SABER DIGNIFICAR". ASÍ ES, DEMUESTRAS A TU MADRE QUE LA AMAS Y QUE LA PROTEGES SÓLO PORQUE VERDADERAMENTE LA DIGNIFICAS; Y DEMUESTRAS QUE TE IMPORTAN LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS MÁS DÉBILES SÓLO PORQUE PRIORIZAS -POR ENCIMA DE TANTOS INTERESES, INCLUSO DE LOS TUYOS NO TAN IMPRESCINDIBLES- SU DIGNIDAD.

ES DECIR, CUALQUIER DERECHO SÓLO SE PONE EN MARCHA DIGNIFICANDO -Y SABIÉNDOLO HACER-, NO PASANDO POR ALTO CUALQUIER DISTINCIÓN NATURAL O ESFUERZO DE NADIE.

PERO ES LO CONTRARIO LO QUE PRECISAMENTE HACEN MUCHOS DE LOS QUE VAN DE CORRECTOS O DE SENSATOS, ESO, LO CONTRARIO.

José Repiso dijo...

CUALQUIERA -POR RESPONSABILIDAD Y CONCIENCIA- SE TIENE QUE DAR CUENTA DE QUE SE ESTÁ SEMBRANDO LIBERTAD, JUSTICIA O NO, por otro o por otros; eso es, el darse cuenta -sin rodeos- es lo más importante del vivir, del convivir.

Un amigo puede que esté haciendo por ti muchísimas cosas pero, tú y solamente tú, te tienes que dar cuenta de eso: por dignidad de él, porque sencillamente se sepa la verdad y porque, además, se sepa que ése es el único camino del comprender el bien y del mismo hacerlo.

Si... el camino del bien nadie lo reconoce, entonces, ¿cómo van a reconocer o saber qué es el bien o cómo defenderlo o saber lo correcto o lo justo?