lunes, 27 de febrero de 2012

Todos esos telepredicadores que ganan millones de dólares, evidentemente los han ganado A COSTA DE Jesucristo, es decir, por hablar de él o por utilizarlo -si no, no hubieran ganado nunca ese preciso dinero-. 
Pues bien, el sentir y el pensar de Jesucristo únicamente era el "AMARÁS AL PRÓJIMO COMO A TI MISMO" con unos únicos procedimientos de BONDAD, CARIDAD o ENTREGA
Jesucristo, hablemos dignamente claro, se dedicó con prioridad a los más necesitados (a los niños -"dejad que se acerquen a mí"-, a las personas deahuciadas de la sociedad -"el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra"-, a los enfermos, etc. y nunca aprobó el amontonar riquezas materiales, ¡nunca
 ¿Cuándo se quitarán la máscara esos falsantes telepredicadores?

1 comentario:

José Repiso dijo...

Si tú siembras en la sociedad -o veinte o cien- que dos por dos son cinco, la razón o la verdad es EL PERMITIR DIGNAMENTE que otro siembre en la sociedad que dos por son son cuatro.

Pero, ¡no!, nunca, en España no lo permiten, A INTOLERANCIA TOTAL, como si odiaran que uno siembre la verdad.