martes, 3 de abril de 2012

SOBRE TEORÍA DEL COLAPSO:

"Terry Hunt pulveriza la tesis del ecocidio basándose en sus investigaciones sobre la Isla de Pascua. Demuestra que la población de la isla jamás supero las 3.000 personas, y pone las cosas en su sitio mostrando el impacto catastrófico de las razias esclavistas. En lo que respecta a la destrucción de los bosques de grandes palmeras que cubrían la isla, lo imputa a los roedores importados por los Polinesios: ratas cuya proliferación no fue contrarrestada por ningún predador. Los daños causados por estos animales en otras islas del Pacífico muestran que la explicación tiene su fundamento. Hunt acusa a Diamond de haberse inventado -SIN CONTRASTE GLOBAL- las cifras de población con el único objetivo de justificar la tesis del colapso: "Cifrar la población en 15.000 e incluso 30.000 habitantes no tienen ningún fundamento. Estas cifras se han utilizado para dramatizar el susodicho 'ecocidio' como producto de la sobrepoblación".  /5 Esta opinión resulta tanto más significativa cuanto que, en un principio, Hunt fue seducido por la explicación de Diamond referente a Rapa Nui (Isla de Pascua).
 /6 Michel Wilcox firma una contribución particularmente vigorosa sobre los "anasazis" de Nuevo Méjico y las regiones circundantes. Arqueólogo, Wilcox es descendiente directo de los amerindios que habitaban en el Sudoeste de los Estados Unidos. Nos quedaríamos cortos diciendo que las tesis de Colapso le interpelan directamente. Muy riguroso en el plano científico, el autor no disimula su indignación por la forma como Diamond acusa a los Indios Pima y Hohokam (su verdadero nombre) de la mala gestión medioambiental. Afirma que la misma debe ser imputada a los conquistadores y colonos (al principio españoles y luego estadounidenses). Para demostrarlo, Wilcox aporta la prueba de que el sistema agrícola de los indios, sofisticado y bien adaptado al clima, fue destruido en un decenio por los granjeros blancos instalados rio arriba, cuyas capturas abusivas de aguas secaron el rio Gila. Al carecer de ciudadanía americana, los indios no pudieron ejercer ningún recurso legal contra este hecho. Su civilización no se colapsó; simplemente tuvieron que huir de esas tierras. Un detalle que no se puede pasar por alto". 

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Es algo muy insensato inventarse superpoblación cuando no hay nada que lo demuestre, ¡nada!

El ser humano era, además, no técnico o carente de tecnología para librarse de sus depredadores, de las epidemias imparables y de los atroces desastres naturales: ¡era IMPOSIBLE e IMPROBABLE la superpoblación!

José Repiso dijo...

Únicamente la superpoblación algo PERMANENTE se produce cuando la reproducción de una especie no tiene enemigos -o lo que la contrarreste-. Sí, para eso es imprescindible una gran evolución técnica y de control de los competidores naturales.