lunes, 3 de diciembre de 2012

SIEMPRE EL OLVIDO -con su frivolidad de desconocimiento- ES LA MENTIRA: ¿QUÉ ES LA CONTEMPLACIÓN CIENTÍFICA? Pues complacientemente ACEPTAR con consentimiento que lo antinatural en toxicidad no produce el Parkinson y, luego, cuando se hayan exterminado muchos, aceptarlo por capricho, ya luego cuando sea. Cuando haya buen tiempo...
Al igual que ocurre con los transgénicos, con la objetividad absoluta de que tienen unos efectos de riesgo por seguro contrarios a los naturales o ya aprobados -con su correspondiente aval sabio de miles de años- sin intereses temporales -esos que inevitablemente tienen los grupos humanos-.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Cualquier cambio biológico, climatológico o ambiental tiene su seguro cambio de salud, en el cual el riesgo es mayor cuanto más brusco sea ese cambio.