jueves, 29 de agosto de 2013

PREJUICIOS CONSTANTES:

"Nada es imprescindible" es radicalmente falso. En una sociedad, todo lo que es sociedad -todos los elementos de sociedad- son imprescindibles; en un medio natural, todos los elementos de ese medio natural son imprescindibles.
"Yo no quiero convencer" o "Él no quiere convencer"  es totalmente falso. Porque todo lo social es en esencia "convencer" y se dirige a convencer, en cualquiera:  lo mejor, el que no le hagan daño, el que lo dejen en paz, el que lo amen o el que sirve para uno u otro trabajo.
Tras una dictadura se suele decir: "Que hagan justicia con una parte y con la otra, con las dos partes", algo que es también falso; ya que, los de una parte ya tuvieron su atención jurídica y de protección social -esos beneficios-, y los de la otra parte no.
"El catolicismo, el comunismo -u otra tendencia- produjeron X millones de víctimas" es falso y recurrente para tramposos; porque absolutamente  todo en manos del poder produjo víctimas y porque hay que delimitar y juzgar sobremanera a esos hechos concretos en donde indiscriminadamente se exterminaron personas, con pruebas y documentaciones. No ir en abstracto.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

AHORA ELLOS SE APUNTAN LOS MÉRITOS Y RECOGEN -a robo amplio- LOS FRUTOS, y... los de Jesucristo también.

Durante mi vida, en muchas causas de luchar contra una sinrazón -que ahora todos se apuntan los méritos y recogen los frutos- me he quedado realmente solo -sin que nadie me ayudara-, he perdido muchas posibilidades para mí y recursos, además de renunciar mucho..., mientras ellos bien se lo han montado destruyendo todo lo que han podido.

Anónimo dijo...

Para que exista el cristianismo es imprescindible la existencia de Jesucristo, y para que exista no más que uno mismo es imprescindible que existieran nuestros antepasados o ascendientes...