domingo, 8 de mayo de 2011

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Cada uno se lo monta -y contra los hechos o contra la ética- con su "teatro de bueno"; y, cuanto más poder tiene, más "teatro de bueno" IMPONE; y, cuanto más mediación y negocio de influencias y de peloteo, pues aún más "teatro de bueno" IMPONE a toda falsedad para ya pudrirlo -de ellos- todo.
Pero, detrás de eso, queda lo mismo, la realidad, lo que niegan y lo que pisotean, los hechos.


En todas las partes del mundo se pisotean los derechos humanos -no hay sitios privilegiados o exentos de eso- pero, en algunos lugares, se pisotean cientos de veces más que en otros; precisamente en donde más poder hay para decir o imponer que no lo hacen o no hacen nada o son muy buenos -para sus conveniencias de más poder y de mentiras-.

José Repiso dijo...

PARA ALGUNOS INTOLERANTES Y FANÁTICOS -CON TOTAL FALTA DE ESCRÚPULOS Y DE RAZÓN DE INTERECONOMÍA Y VEO-7:

- Si protestas -o no estás de acuerdo- contra cierta legalidad, pues no puedes -a la vez- protestar con esas mismas reglas de esa legalidad a la cual tú protestas.

- Sí, es cierto, "la calle es de todos" y, porque la calle es de todos, precisamente por eso, en esa base, también ES TUYA: y ya, si en evidencia democrática es tuya, ninguna ley democrática puede impedir el echarte de ella ÚNICAMENTE POR VIVIRLA O POR EXPRESARTE.

- Por último, todo cambio, todo acto socialmente rebelde o revolucionario -es decir, cuando el manifestarse es decididamente rebelde o es un movimiento rebelde-, HA SIDO Y ES SIEMPRE ILEGAL. Más claro para ultracabezones como esos Sostres o Garcías emputados de sinrazón: lo que hizo Jesucristo era ilegal contra la legalidad romana, lo que hizo Ghandi era ilegal contra la legalidad inglesa, lo que hicieron "todos los españoles" contra Napoleón era ilegal contra la legalidad francesa, y también los hechos de todas las revueltas árabes son ilegales, etc.