jueves, 16 de febrero de 2012

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Las balas o las armas son las que menos matan en la sociedad, eso es algo plenamente objetivo.
Para odiar se odia de muchas formas, para amar se ama de muchas formas... y siempre objetivamente existen "esas muchas formas" en todo ámbito humano, incluido para matar.
---

Ten en cuenta que en esta vida se le puede dar las espaldas a la CONCIENCIA, al DEBER ÉTICO y al CUMPLIMIENTO o al compromiso, lo que significa un escenario de falsedad por muy bonito que lo pongan los interesados -pues en toda dictadura o barbarie el escenario fue precioso, es decir, la SUPERFICIALIDAD fue pintada hasta lo más hermoso-.

Sí, se le puede dar las espaldas a la responsabilidad, a la sensatez, a la honradez, al amor ético, a la justicia, etc.; y eso solo significa en neto que se IMPIDEN, claro, que se impiden los valores éticos por esos MEDIOS, con tales preciosidades o justificaciones de superficialidad.

Y, asimismo, se impide al que demuestra todo esto que estoy diciendo (porque la sobreprotegida e imperante superficialidad lo impide), y se impide reconocimiento a quien -demostrándolo- se esfuerza en luchar contra tanto eludir valores o se impide, al menos, el dignificarlo mínimamente.
Esa es la crueldad: No vivir éticamente o humanamente, ni dejar vivir.

19 de febrero de 2012 01:03


La insensibilidad es la misma frivolidad que domina psicológicamente; pues, quien siente por condición o por naturaleza propia, no puede evitar sentir y conmoverse -con empatía- e intentar comprender sus responsabilidades.
Por el contrario, el que frivoliza es nada más porque tal sensibilidad no se pone en marcha -ya que la carece- ni su capacidad en valores éticos para que, en seguida, se practiquen, se realicen.

- - -

Lo más necio y cruel de muchos españoles es no favorecer que algo se proteja, sino el evitarlo, el desprotegerlo, y eso conlleva -por causa y efecto- su paulatina eliminación o exterminio-desarrollándose más lo cruel-.

---
Cuando NO SE RECONOCE a quien demuestra es porque el que no demuestra, el que sutilmente engaña y el que frivoliza tienen todo a su favor; y es un contexto ya antiético, en donde sufre el que es sensible y en donde las injusticias, por tolerarlas a largo plazo o dejarlas pasar, se hacen "imperceptibles" y se fortalecen.

José Repiso dijo...

Toda justicia es un valor justo que debes darle tú; todo amor es un valor de entrega que debes dar tú; toda libertad es un valor de no opresión que debes dar tú....; y así todo, pero dan las espaldas a eso y van de inmediato a valorar lo más superficial, ¡LO QUE ES EL FONDO DE LA CRUELDAD!