miércoles, 20 de junio de 2012

"LA PALABRA DE DIOS TAL CUAL ES" RENTABILIZAN; PERO, ESA PALABRA NO EXISTE EN QUIENES UTILIZAN A DIOS PARA LO QUE SEA, PUES SOLO DEBEN SERVIRSE DE ÉL -DE LA FE- PARA NUNCA HACER ALGÚN MAL:

5 comentarios:

José Repiso dijo...

Se calcula que en España hay más de cuatrocientas cincuenta mil personas utilizadas por modos de palabras de Dios en donde está presente la mercancía (la donación cristianamente solo es en prioridad justificable a "muy necesitados"), la acumulación de bienes y la mediatización de milagros nunca demostrados -sino por sugestión creídos-.

José Repiso dijo...

CON EL RESPETO SE PROTEGEN MUCHAS INJUSTICIAS.
Sí, a través del respeto las injusticias más graves han sido protegidas; pues, una dictadura lo primero que pide es respeto, una explotación también, una desigualdad también y una crisis también -porque no hayan manifestaciones y todos estén obedeciendo y respetando a sus pies-.

El respeto lo inventaron los dominadores o los domesticadores (ah, el CUMPLIR VALORES ÉTICOS y el convencer ya es otra cosa que ya no lo inventaron ellos)

José Repiso dijo...

Respetaron a Pinochet por una obediencia patriótica o idolatración fanática, respetaron a Franco por una obediencia patriótica o idolatración fanática...
-------------
Lo que quiero aclarar es que: El respeto es un escudo protector de todas las injusticias, en cambio el amar con los valores ético no. Esa es la diferencia. O sea, cuando se respeta sin más, al poder o a cualquiera, simplemente estás obedeciendo y no aplicas la tolerancia o el amor a no ser que cumplas unos deberes éticos.
---
El "respeto" conlleva idolatría -se dirige al consentimiento ilimitado o incondicional- y lo inventó el Mal. Ni siquiera viene -para cumplirse- en los 10 mandamientos. Amar ya es otra cosa, y conlleva cumplir... tu buen sentimiento en la práctica.

José Repiso dijo...

Respetar, cuando tú tienes valores éticos, en ese contexto, el respeto es una consecuencia tuya individual con esos valores; pero el respeto, en el contexto de los grandes intereses y poderes, funciona de otra forma contraria e indica consecuentemente obedecer a sus leyes -es un respeto dirigido, no a tu libre albedrío de sentimientos e ideales-, a sus reglas, a sus dictados, a su situación privilegiada. Por eso, lo que ellos crean, en evidencia, está creado prioritariamente para ser obedecido: las normas están hechas PARA SER OBEDECIDAS, SUS ESTADOS DE PRIVILEGIO PARA SER OBEDECIDOS, ETC
-----------------------
El respeto en ese contexto es consubstancial a la obediencia: la norma no se ama, sino se obedece; y lo establecido no se ama, sino se obedece. Entonces, si quieres respetar lo establecido de ellos, pues has de obedecer lo establecido, si no, no lo rspetas. Es decir, directamente te incultan o "te obligan culturalmente" a la obediencia a través del respeto.

José Repiso dijo...

Más claro, a todo poder no lo pone en riesgo o en peligro el que lo amen o no le amen, el que lo respeten con amor o no, sino únicamente que no lo obedezcan. Por eso el respeto inculcado durante toda la historia por cualquier poder es un respeto consubstancial a la OBEDIENCIA. O sea, es un "respeto dirigido" y no libre -algo contraproducente al bien, que ha de ser voluntariamente y decidido desde el interior o del alma de una forma plenamente libre: decidido por ti-.