lunes, 2 de junio de 2014

ESPAÑA, EL ÚNICO PAÍS COMO PROTECTOR DE LO NAZI:
El primer respeto, el último y el único es... el RESPETAR lo que se demuestra racionalmente (ya que hasta todos los principios éticos están basados en la razón). No existe otro respeto, digan lo que digan los manipuladores.
Los/as intelectuales españoles no demuestran una limpia responsabilidad, aplican sus intereses mediáticos antes que la información, nunca he visto a alguno reconocer algo, pero se venden muy bien "haciendo la pelota" y montándose (gracias a que utilizan multitud de ajenos -no suyos- recursos públicos) una imagen que compra poder (les va perfectamente "lo vendido") y prestigio. A las claras, ¿qué les es válido?, ¿respetos cuando nunca se han respetado la integridad de ellos mismos? Al fin que se peguen un tiro y que no hagan más daño (pues hacen daños de confusión, de manipulación, de no dejar al otro lo que le corresponde, de vanidad, de indiferencia, de no permitir nada, etc. para mucho tiempo mientras apenas un asesino unos años) o que les folle Hitler si les va lo expectacular.

1 comentario:

José Repiso dijo...

La maldad es destruiir a lo que hace el bien o al que hace el bien, exactamente lo que hacen ellos.